Tempo Cognitivo Lento: Características y diferencias con el TDAH

Foto original: Daydreamer por Christos Tsoumplekas licencia BY CC 2.0

Foto original: Daydreamer por Christos Tsoumplekas licencia BY CC 2.0

En este post trataremos sobre el Tempo Cognitivo Lento presentando sus características principales, pasando por una lista descriptiva de su sintomatología y terminando con aquello que lo diferencia del Trastorno por Déficit de Atención – Hiperactividad (TDAH).

El Tempo Cognitivo Lento (TCL) se define por un conjunto de síntomas conductuales: apariencia de somnolencia, soñar despierto, hipoactividad física, pobre iniciativa, letargo y apatía (Tirapu-Ustárroz et al., 2015).

El Tempo Cognitivo Lento es un término descriptivo no formalizado que se usa para identificar de mejor manera lo que parece ser un subgrupo de pacientes dentro del TDAH de subtipo inatento.

(Tirapu-Ustárroz et al., 2015)

Los síntomas del TCL no se encuentran a día de hoy específicamente reconocidos en los manuales médicos diagnósticos estandarizados (como el DSM y la CIE), por lo que los niños aquejados de TCL generalmente son diagnosticados y son tratados como pacientes TDAH de predominio inatento.

Pero las últimas investigaciones parecen indicar que el TCL se trata de un trastorno de atención propio, un trastorno psiquiátrico con entidad propia separado del Trastorno por Déficit de Atención – Hiperactividad. Sin embargo, tal y como sucede con diferentes trastornos psiquiátricos en los que se observa cierta comorbilidad, frecuentemente tienen lugar al mismo tiempo el TCL y el TDAH. De hecho, se calcula que el grupo de pacientes con TCL puede llegar al 30-50% de los diagnosticados de TDAH subtipo inatento.

Diagrama conceptual: comorbilidad Tempo Cognitivo Lento - TDAH. El grupo de pacientes con TCL puede llegar al 30-50% de los diagnosticados de TDAH subtipo inatento

Diagrama conceptual: comorbilidad Tempo Cognitivo Lento – TDAH. El grupo de pacientes con TCL puede llegar al 30-50% de los diagnosticados de TDAH subtipo inatento.

Los pacientes con un perfil más puro de TCL muestran una sintomatología contraria a aquellos pacientes con rasgos más clásicos del TDAH, en particular al compararlos con los TDAH de tipo hiperactivo y los TDAH de tipo combinado. Mientras unos parecen apocados, con poca energía y pasivos, los otros parecen impulsivos, con un exceso de energía y activos.

La traducción Tempo Cognitivo Lento procede del original en inglés Sluggish Cognitive Tempo. Y el término sluggish carece de una traducción directa y unívoca al castellano, pero en nuestro idioma vendría a significar algo así como “estar en babia”, “estar en la inopia” y parecer inactivo, aletargado o perezoso.

Los niños TCL pueden buscar actividades o situaciones mentalmente estimulantes. Ya que carecen del impulso interno necesario para estar activos por sí mismos, ansían actividades que desde fuera tengan aliciente, supongan un cierto desafío y les inciten a actuar (ej.: jugar a videojuegos). Es decir, es como si se beneficiasen de que su comportamiento viniese gobernado desde fuera por las características estimulares llamativas de la actividad y cuanto más excitante o interesante, tanto mejor.

Los pacientes TCL presentan un problema de memoria de trabajo. Tienen un problema para mantener en mente cierta información, realizar cierta operación y producir un resultado en ausencia de un soporte externo que facilite el procesamiento. El TCL estaría asociado con la región prefrontal del cerebro así como con variaciones en la disponibilidad de los neurotransmisores dopamina y noradrenalina.

Los niños con este perfil tienen dificultades en tareas de razonamiento abstracto, de lectura y de cálculo. Su pensamiento es más desorganizado. El perfil cognitivo se caracteriza por la inatención y más en particular en las tareas de atención sostenida, es decir, en aquellas que exigen mantener el estado de concentración por largos períodos de tiempo.

Suelen mostrar errores frecuentes al realizar las tareas escolares y los deberes. Tienen un bajo rendimiento académico y un bajo aprovechamiento del tiempo de estudio. A pesar de que muchos neuropsicólogos estemos tentados intuitivamente de considerar que la velocidad de procesamiento está afectada en el TCL, dicha hipótesis no ha sido aún confirmada al menos tal y como la evalúan las diferentes pruebas estandarizadas al uso.

El TCL se asocia con alteraciones de tipo internalizante como la depresión y la ansiedad. Socialmente pueden tender a cierto aislamiento, con baja capacidad de liderazgo y tensión ante la interacción social. Pueden parecer tímidos, retraídos y manifestar infelicidad. Su interacción social no es agresiva, sino más bien pasiva o sumisa.

La importancia de identificarlos correctamente radica en que los procedimientos de intervención que pueden resultar eficaces para el TDAH “clásico” podrían no serlo tanto para el TCL. Por ejemplo, parece que los pacientes TCL se beneficiarían menos del tratamiento farmacológico con metilfenidato. De igual manera, parece razonable suponer que el abordaje psicológico cognitivo – conductual necesariamente no puede ser el mismo para aquellos niños que presentan problemas de conducta externalizantes e hiperactivos que para estos niños hipoactivos y carentes de motivación.

Algunos rasgos característicos del Tempo Cognitivo Lento.

En la lista a continuación se describen algunos de los rasgos que podríamos considerar más característicos del TCL:

  • Lentitud: comportamiento y pensamiento enlentecido. Procesamiento lento de la información.
  • Ensoñación excesiva, tendencia a soñar despierto. Parecen estar “como en las nubes”. Parecen “perdidos en sus pensamientos”.
  • Su estado de alerta es fluctuante. Pueden presentar mirada fija, ensimismada.
  • Tendencia al olvido y despiste,
  • Dificultades en la auto-organización y resolución de problemas. Manifiestan cierta confusión mental. Pierden la meta o el objetivo final en el curso de sus pensamientos.
  • Desmotivación. Parecen tener falta de energía, falta de impulso y falta de iniciativa. Apatía. Dificultad para mantener el esfuerzo en tareas sencillas.

Diferencias entre el Tempo Cognitivo Lento y el Trastorno por Déficit de Atención – Hiperactividad.

Por último, en la siguiente tabla se comparan las características del TCL y del TDAH más clásico, en particular se compara con el TDAH Hiperactivo y con el TDAH combinado.

Recomendado para el tratamiento del TDAH:

Intervención con niños y adolescentes. Terapia del TDAH.

Referencias:

  • Tirapu-Ustárroz J, Ruiz-García BM, Luna-Lario P, Hernáez-Goñi P. Tempo cognitivo lento: una revisión actualizada. Rev Neurol 2015;61 (07):323-331

Descargo de responsabilidad: Éste artículo es para propósitos informativos solamente y no debe ser utilizado como un sustituto para el consejo de un experto en salud mental.

Puntuar:
[Total: 14 Promedio: 4.4]

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies