Hablemos de Neurociencia: Entrevista Carla Andreia Carvalho

Entrevistamos a Carla Andreia Carvalho Gómez, psicóloga y docente en el ámbito de la neuropsicología. Conoceremos su visión de la neuropsicología, su experiencia como divulgadora científica y profesora apasionada en éste campo. Carla Andreia dirige el portal Hablemos de Neurociencia, una web 2.0 que, a pesar de haber nacido hace poco se ha convertido en un lugar de obligado conocimiento para los profesionales del sector.

Carla Andreia Carvalho Gómez

¿Qué es para ti la Neuropsicología?

¿Qué es para mí la Neuropsicología? Para ser sincera creo que es la primera vez que me hacen esta pregunta de manera tan directa y sin tapujos. Hoy en día para mí la Neuropsicología lo es todo. Confieso que cuando comencé mis estudios de Grado nunca antes había escuchado hablar de esta disciplina. Sin embargo, desde que el Dr. Manuel Vázquez Marrufo nombrara el término por primera vez en la asignatura de Psicobiología no he dejado de interesarme e intentar formarme, en la medida de lo posible, en este ámbito.

En la actualidad, combino mis labores como docente en diferentes cursos y máster con la formación, creo que es fundamental formarse para ofrecer a los alumnos la mejor versión: un conocimiento actualizado y validado científicamente; pues como dicen nuestros amigos de ITACA FORMACIÓN: “Quien se atreva a enseñar nunca debería dejar de aprender”.

En pocas palabras, definiría la Neuropsicología como el ámbito de la Psicología que estudia la relación existente entre el cerebro y la conducta. Pero que no te engañen, todo no es Neuropsicología.

¿Qué la diferencia de otras ramas de la Psicología?

Como he comentado previamente, el objeto de estudio de la Neuropsicología es estudiar la relación existente entre el cerebro y la conducta. Por lo tanto, la Neuropsicología es la rama de la Psicología que intenta ir un paso más allá, estableciendo una relación directa entre ambos constructos, que en mi opinión son prácticamente indisociables.

Como dijo un sabio una vez, somos el resultado de nuestro cerebro. ¿Cómo podríamos entonces entender la conducta sin atender al cerebro?

Sin embargo, a pesar de que el objetivo último de la Neuropsicología en la actualidad se encuentra claramente delimitado, he de decir que esta disciplina bebe de otros campos de la Psicología, como la Psicología Clínica, pues a fin de cuentas todas se nutren de la Psicología en general. Por lo tanto, no es de extrañar que, todavía en la actualidad, surjan discusiones al respecto acerca de qué es competencia de quién.

En mi opinión, aún queda mucho camino por recorrer, pero todo empieza comprendiendo cuál es el objeto de estudio de cada una de las disciplinas así como las competencias de cada profesional en este sentido. Así y solo así lograremos un consenso entre todos los profesionales de la disciplina, independientemente de su campo de aplicación.

¿Qué te animó a estudiar Neuropsicología?

Siempre he sentido gran interés por las Ciencias de la Salud, en concreto, por conocer el funcionamiento del cerebro y cómo éste se relaciona con la conducta.

La Neuropsicología, al contrario de lo piensan muchos de mis compañeros, no es saber todas y cada unas de las estructuras que conforman el cerebro, va un paso más allá. La Neuropsicología te aporta las herramientas necesarias para comprender los procesos cognitivos como la atención y la memoria y cómo dicho funcionamiento se relaciona con determinadas áreas cerebrales.

En mi opinión, la Neuropsicología dota a los estudiantes de las herramientas necesarias para comprender los procesos cognitivos desde un nivel micro (neurotransmisores) hasta un nivel macro (estructuras cerebrales).

 ¿Cómo describirías tu experiencia clínica con pacientes neuropsicológicos?

En la actualidad, mi experiencia con pacientes en comparación con otros profesionales del campo es escasa. Sin embargo, a pesar de la brevedad, he aprendido mucho de todos ellos, pues cada uno me ha aportado su historia. Historia que se ha convertido en un nuevo aprendizaje, en una nueva forma de hacer o no hacer. En definitiva conocimiento no descrito en los libros de texto o en la literatura científica.

En este sentido me gustaría destacar la importancia de este tipo de aprendizaje. Creo que es fundamental ofrecer al alumnado este tipo de conocimiento. Aprendizaje que le permitirá no solo aprender qué es un determinado trastorno o cómo se aplica un determinado test. Conocimiento que le permitirá conocer de primera mano la sintomatología asociada a una determinada patología y por qué se aplica un determinado instrumento y no otro. Conocimientos que únicamente son posibles adquirir mediante la experiencia.

¿Qué es Hablemos de Neurociencia?

Hablemos de Neurociencia nació hace cuestión de año y medio como un blog de Neuropsicología, en el que a pesar de mi escasa experiencia, quería compartir mis conocimientos para que sirviera, en la medida de lo posible, para otros alumnos que como yo se iniciaban en este mundo.

Poco a poco se ha ido convirtiendo en un lugar de encuentro en el que otros profesionales, a través de sus publicaciones mensuales han querido compartir tanto su experiencia teórica como profesional.

En la actualidad, Hablemos de Neurociencia está construido por un total de 60 profesionales que de manera mensual a través de pequeños artículos comparten su conocimiento.

Asimismo, también ofrecemos información sobre cursos y congresos ya que como he comentado previamente consideramos la formación una herramienta fundamental para convertirse en un excelente profesional.

En definitiva, Hablemos de Neurociencia pretende convertirse en un lugar de encuentro. Un portal 2.0 en donde todos los profesionales, principalmente, los dedicados al ámbito de la Neurorrehabilitación encuentren toda la información necesaria en un solo clic.

Hablemos de Neurociencia está formado por un equipo amplio: neuropsicología, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, psicología clínica…¿cuál es el ingrediente del éxito?

Creo que en nuestro caso, el secreto es el trabajo continuo que realizamos día a día. En ocasiones es difícil, por no decir imposible, compartir un artículo diario. El lector debe tener en cuenta que todos los profesionales que forman parte del equipo estudian, trabajan etc. Por lo tanto, a veces es difícil cumplir las fechas previstas. Aun así, trabajamos de manera diaria para que esto no ocurra y que todos los días a las 7.00 h el lector tenga un nuevo artículo esperándole.

Trabajar, trabajar y más trabajar. Nunca conformarse y dar siempre lo mejor. Para mí y mi equipo es la clave. “Da siempre, lo que te gustaría recibir”. Es nuestro lema.

En vuestra web defendéis “una nueva una nueva perspectiva: “DIVULGACIÓN CIENTÍFICA SIN LÍMITES”. (…) con un lenguaje claro y conciso, apto para TODOS los públicos. ¿Es difícil hablar de Neurociencia para gente que no experta? Si es así, ¿cuál crees que es la principal dificultad para dar a entender vuestros contenidos?

En este sentido, nos consta que en relación a patologías y/o trastornos infantiles son muchos los padres que consultan nuestra web. En ocasiones, nos escriben demandando más información al respecto o que le expliquemos determinados conceptos que no han quedado del todo claros. En la medida de lo posible, mediante vocabulario más coloquial tratamos de explicarles aquello que no han entendido. Asimismo, a través de este intercambio de palabras, tratamos de entender por qué acuden a nosotros o por qué consultan una determinada temática. De esta forma, si es necesario, podremos indicarles un profesional de referencia que pueda solventar todas sus dudas. No debemos olvidar que internet no es un psicólogo ni un logopeda ni un fisioterapeuta. No se pueden hacer diagnósticos online.

¿Destacarías algún artículo con especial cariño de Hablemos de Neurociencia?

Es difícil destacar un solo artículo, en la actualidad ya estamos cerca de los 400 post compartidos, por lo tanto seleccionar entre éstos solo uno es difícil. Sin embargo, si tuviera que quedarme tan solo con uno creo que sería con la entrevista realizada al creador de NeuronUP. Si me preguntas el por qué te seré franca, quizás si nos centramos en el contenido del artículo quizás no diste mucho de otros escritos en esta misma línea. Sin embargo, este artículo trajo consigo la primera entrevista realizada para otro portal 2.0 y como se suele decir, los comienzos siempre se recuerdan con mayor agrado, este es mi caso. Siempre estaré eternamente agradecida a Iñigo por la oportunidad que nos brindó en este sentido de darnos a conocer y compartir nuestra experiencia.

El blog ha muerto, ¡larga vida al blog! ¿Te consideras bloggera?

Bromeando hace un par de días, un buen amigo nos catalogó como “bloggeros de mente” no sé hasta qué punto será del todo cierto. Lo cierto es que disfrutamos compartiendo y si a eso se le llama bloggear, pues sí lo somos.

En este punto me gustaría realizar una aclaración. En la actualidad, el concepto de bloggero está un tanto estereotipado e infravalorado. En pocas palabras, se podría definir como la persona que gana dinero compartiendo contenido ya sean fotografías, imágenes o conocimiento.

En nuestro caso, la realidad supera la ficción. No sólo no ganamos dinero por nuestra actividad, sino que en la mayoría de las ocasiones supone un gran desembolso monetario, sobre todo, para todo lo relacionado con el tema del mantenimiento de la web.

Asimismo, en este sentido nos gustaría recalcar el coste de tiempo y esfuerzo que para todos los que conformamos el equipo supone escribir un artículo o realizar una reseña sobre un producto. Aspectos que no quedan recogidos pero que desde aquí me gustaría subrayar.

 ¿Cómo te imaginas el futuro de Hablemos de Neurociencia?

Me gusta vivir el aquí y el ahora, en este sentido, si realizo un balance de este 2017 en relación al proyecto he de decir que ha superado mis expectativas con creces. Ni por asomo esperábamos participar en tantos proyectos como los que hemos participado. Por ello me gustaría dar las gracias a todos aquellos profesionales que han confiado en nosotros: Manuel Antonio Fernández Fernández, Miguel Valenzuela, Ángel Martínez o Pablo Duque.

Profesionales que, de una forma u otra, han confiado en nosotros y en nuestro proyecto. Desde aquí y una vez más gracias a todos.

Las redes sociales, ¿amigas o enemigas de la divulgación científica?

Todo tiene su lado oscuro, no iban a ser menos las redes sociales. Sin embargo, creo que todo depende de cómo se maneje. No debemos olvidar que las redes sociales son un lugar para compartir y encontrar todo tipo de materiales. Sin embargo, cuando se trata de temas de salud lo mejor es acudir a un especialista, un buen especialista de referencia. Dejemos de preguntar a San Google y apostemos por los profesionales.

En mi opinión, aunque en el mundo 2.0 podamos encontrar todo lo posible e inimaginable nunca debemos dejarnos llevar por las apariencias y siempre debemos acudir a la fuente original, ya sea una referencia bibliográfica o un profesional del campo. Parece lógico pero no siempre se cumple, es la triste realidad. 

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies