El Ejecutivo Central en la Memoria de Trabajo

Continuamos con la 5ª entrega del blog sobre la memoria de trabajo. En entradas anteriores vimos:

  1. Descripción general de la Memoria de Trabajo. Modelo de Alan Baddeley.
  2. El lazo fonológico.
  3. La agenda visoespacial.
  4. El búffer episódico.

Aquí veremos el Ejecutivo Central, que es el componente más complejo y relevante del modelo de Baddeley. Se encarga de controlar, distribuir y asignar los recursos de procesamiento dentro del propio sistema de memoria de trabajo empleando los mecanismos de focalización, división y conmutación de la atención.

Figura diagrama del ejecutivo central

Figura.- Ejecutivo Central: distribución de recursos atencionales. Funciones ejecutivas.

El ejecutivo central es un componente activo que tiene a su servicio los restantes módulos del sistema de memoria operativa: la agenda visoespacial, el lazo fonológico y el búfer episódico. Sin embargo, el ejecutivo central carece de capacidad de almacenamiento: realiza operaciones con la información retenida provisionalmente en los otros sistemas esclavos.

En un principio Badedeley (1986) adoptó la teoría externa de Norman y Shallice sobre el Sistema Atencional Supervisor (SAS) para dar cuenta del componente ejecutivo de su modelo de memoria de trabajo.

Sin embargo, aquí nosotros con motivos de claridad expositiva no seguiremos el modelo de Norman y Shallice. El concepto de ejecutivo central puede entenderse como un espacio de control atencional en sentido amplio y este tipo de sistema se asemeja mucho a lo que numerosos autores conocen como funciones ejecutivas.

Las funciones ejecutivas son procesos que controlan y regulan el pensamiento y la acción. Podríamos decir que son “procesos mentales encargados de regular otros procesos mentales.” Las funciones ejecutivas se asientan principalmente en el lóbulo frontal del cerebro y más en particular en su región más anterior, es decir, en las estructuras de la corteza prefrontal.

Prefrontal cortex (left) animation

Corteza prefrontal

¿Pero cuáles son y qué hacen las funciones ejecutivas? Las funciones ejecutivas son determinantes para abordar tareas novedosas, tareas que requieren repertorios de acción y soluciones innovadoras al margen de los comportamientos habituales.

Las funciones ejecutivas representan un conjunto de habilidades interrelacionadas. De hecho Miyake y colaboradores (2008) defienden que las funciones ejecutivas poseen un factor común, un componente que es altamente hereditario. Este componente hereditario explica que las puntuaciones obtenidas por los sujetos en diferentes pruebas diseñadas para evaluar las funciones ejecutivas guarden una estrecha correlación entre sí.

Pero a pesar de su íntima conexión, dentro de las funciones ejecutivas podemos discriminar varias sub-áreas o sub-funciones (Henry, 2011) de entre las cuales destacaremos aquí las siguientes:

  • Planificación y solución de problemas: es la habilidad que se refiere a la preparación de las acciones futuras con miras a obtener los objetivos deseados. Implica generar variantes del comportamiento, diferentes soluciones a un mismo problema. Cuando tenemos un objetivo nos anticipamos, trazamos varias líneas de actuación. Y también ordenamos en el tiempo y en el espacio la secuencia de comportamientos antes de efectuarlos, pronosticando las posibles consecuencias de cada acción.
  • Flexibilidad mental, cambio de set (set-shifting): es la habilidad para modificar las estrategias y el plan de acción previsto cuando el feedback ambiental nos indica que el plan original no es el más apropiado. El concepto de flexibilidad mental recoge nuestra disposición y facilidad (o testarudez) para cambiar de una estrategia o comportamiento a otra estrategia o comportamiento cuando el ambiente nos indica que estamos cometiendo errores o las consecuencias no son las que esperábamos.
  • Inhibición: la inhibición tiene dos connotaciones afines. Se refiere a la habilidad para ignorar información irrelevante para la tarea en curso, pero que compite por acceder a nuestro sistema cognitivo. Y también se refiere a la capacidad para detener una secuencia de comportamientos o un impulso inmediato ejerciendo auto-control, tomando las riendas de las conductas que son inapropiadas para el contexto presente, incluso en su dimensión social.
  • Fluidez: es la habilidad para acceder rápidamente al conocimiento y generar nueva información utilizando algún tipo de estrategia. Es decir, las tareas de fluidez demandan generar ejemplares diferentes de un tipo particular de categoría de significado. La fluidez implica activar procesos de búsqueda estratégica en la memoria a largo plazo y el auto-monitoreo para evitar perseverar con los elementos ya dichos.
  • Auto-monitoreo o supervisión de la propia ejecución: es la capacidad para ir contrastando momento a momento nuestras propias respuestas con los resultados que producen e ir verificando, al tiempo, que las consecuencias se ajustan a nuestro plan de acción. Es decir, la supervisión tiene que ver con ser sensible a la información que nos brinda el entorno sobre nuestros aciertos y errores y modular en consecuencia el comportamiento a lo largo de su desempeño.

Las descripción de las funciones ejecutivas aquí expuesta sólo tiene una intención meramente orientativa, recomendando se consulten los materiales citados al final del post.

¿Cómo son las tareas relacionadas con las funciones ejecutivas? ¡Compruébelo ahora! La siguiente actividad tipo Go/No-go recluta procesos de atención e inhibición motora. La tarea consiste en permanecer atento a la pantalla hasta que aparezca un estímulo. Si el estímulo que aparece es un círculo verde, haga clic con el ratón o presione la barra espaciadora tan rápidamente como sea capaz. Pero mucho ojo, cuando el estímulo que aparezca sea un círculo verde con figuras geométricas en su interior (parecido a una diana) no debe presionar ningún botón, simplemente déjelo pasar.

Estímulo responderEstímulo no responder

Estimulo para responder

Estímulo al que no responder

Observe su tiempo de respuesta así como los posibles errores impulsivos que cometa: Tarea Go/No-Go (se abre en ventana nueva)

Referencias:

  • Henry, L. (2011). The development of working memory in children. Sage.
  • Ruíz-Vargas, J. M. (2010). Manual de psicología de la memoria. Madrid: Editorial Síntesis.
  • Tirapu, U. J. (2012). Neuropsicología de la corteza prefrontal y las funciones ejecutivas. Barcelona: Viguera.
 
Comparte:

Etiquetas:, , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies