Búffer Episódico en la memoria de trabajo.

El búfer episódico ha sido introducido en el último y más actualizado modelo de memoria operativa de Baddeley, sin que estuviese presente en las primeras versiones de su teoría. En palabras de Baddeley (2007), el búfer episódico es “un sistema de almacenamiento temporal capaz de combinar información del bucle, de la agenda, de la memoria a largo plazo y del input perceptivo en un episodio coherente.”

El búfer es un sistema de almacenamiento temporal multimodal. Decíamos que la agenda visoespacial trata con información visual y el lazo articulatorio con información verbal. Pues bien, el búfer episódico es multimodal en tanto en cuanto opera simultáneamente con información de varios dominios diferentes: la que proviene del bucle fonológico, la que proviene de la agenda y la que está almacenada en la memoria a largo plazo.

Figura sobre el búffer episódico y sus funciones en la memoria de trabajo

Figura.- Búffer episódico en el modelo de Memoria de Trabajo de Baddeley.

El búfer liga información de diferentes fuentes dentro del propio sistema de memoria de trabajo. Por ejemplo, cuando atendemos a una situación de la vida cotidiana concurren al tiempo estímulos auditivos, visuales, movimientos, información kinestésica, emociones y estados internos, etc. El búfer episódico sería el encargado de vincular toda esa información procedente de varias modalidades en un episodio de memoria único, distintivo y coherente.

Al igual que los otros sistemas esclavos, posee una capacidad de almacenamiento limitada, que en su caso se estima entre 3 y 5 unidades (4±1 elementos o chunks). En una entrada posterior desarrollaremos el concepto de chunk.

La capacidad de almacenamiento del búfer episódico puede ser utilizada para suplementar el almacenamiento del bucle fonológico y el almacenamiento de la agenda visoespacial, brindándoles una capacidad extra, de reserva.

El búfer actúa como un puente de enlace entre el ejecutivo central y la memoria a largo plazo para que podamos acceder al conocimiento previamente almacenado y utilizarlo en la tarea que estemos desempeñando en el momento presente.

Además de estas complejas funciones de vínculo de la información, Baddeley sugiere que el búfer se relaciona íntimamente con la capacidad de experimentar una experiencia subjetiva consciente.

En síntesis, a pesar de lo reciente que es su aparición y a pesar de que comparativamente hablando ha sido mucho menos investigado que los otros componentes, el búfer episódico posee funciones muy relevantes dentro del sistema de memoria operativa. Empaqueta diferentes fuentes de información de distintas modalidades conformando un episodio coherente y significativo, aporta una capacidad extra de almacenamiento a los otros sistemas esclavos de almacenamiento y, por último, permite que el conocimiento almacenado en la memoria a largo plazo sea utilizado dentro del sistema de memoria de trabajo.

Referencias:

  • Henry, L. (2011). The development of working memory in children. Sage.
  • Ruíz-Vargas, J. M. (2010). Manual de psicología de la memoria. Madrid: Editorial Síntesis.
Puntuar:
[Total: 2 Promedio: 4.5]
Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies